Mas Gran de Cruïlles, un antiguo convento benedictino del S.XVII rodeado de campos con vistas a las Gavarres en medio del Baix Empordà y a la vez al lado de la capital de la comarca.

Espacios cubiertos y lugares ajardinados, campos infinitos, un escenario perfecto para tus vacaciones.

La masía dispone de 12 habitaciones, 10 baños, varias salas de estar, terrazas, 3 cocinas, dos piscinas, zona barbacoa, amplios jardines...